lunes, 18 de junio de 2012

Enemigo mio, 1985


Enemigo mío (Enemy mine, 1985), aunque en su momento fue fustigada por la crítica y además supuso un fracaso de taquilla, este clasicazo de los 80 es una de mis películas favoritas. Así es, la he visto millones de veces y cada vez me gusta más.
Está inspirada en una película bélica dirigida por John Boorman llamada “Infierno en el Pacífico” que también está muy, muy bien (vamos, que ambas tienen escenas que son prácticamente iguales), pero como bien saben los que me conocen, a mí me ponen unas naves espaciales y un par de extraterrestres y pierdo la cabeza.
La historia empieza con una batalla interestelar entre humanos y alienígenas, los Drac. Durante la contienda el piloto terrícola, interpretado por Dennis Quaid, tiene una accidente mientras perseguía a un caza Drac. Tras el suceso, humano y drac (Louis Gossett Jr.) quedan abandonados en Fyrine IV, un planeta desierto y frío en el que tendrán que aprender a convivir, ayudarse entre sí para lograr sobrevivir.




La película, además de ser un profundo canto antibelicista, es tremendamente sincera y emotiva. Nos hace reflexionar sobre los valores primarios, por encima de cualquier raza o condición, el entendimiento mutuo y también sobre la deshumanización de los hombres, el sinsentido de la esclavitud y la fobia a lo extranjero. Esa intolerancia sinsentido que parece que nos obliga a odiar a todos aquellos que no entran dentro de lo que entendemos como “normal”, cuando en realidad lo único que queremos todos es amar y ser amados.

Yo creo que se copiaron
Como me estoy poniendo un poco cursi, a modo de curiosidad, os cuento que se rodó en el parque de Timanfaya , en la isla de Lanzarote. Está basada en una novela corta de 1979 de Barry B. Longyear y no pongo el tráiler porque resume toda la película y no es plan. Lo mejor es verla y reflexionar un poquito acerca de cómo nos comportamos.
Me despido, os dejo con un poquito de a banda sonora compuesta por Maurice Jarre.



6 comentarios:

Mara Miniver dijo...

Vaya, pues es la primera vez que oigo hablar de esta película. Me la apunto, que aunque no soy tan de marcianos como tú, la verdad es que me parece que tiene muy buena pinta.

Un saludo

Lograi el Luciérnago dijo...

Una de mis películas favoritas. Empecé a verla sin tener muy claro de qué iba. Me pensaba que iba de marcianos y guerras espaciales y tal... Y me encontré con una preciosa historia de amistad y compañerismo. Todo el mundo debería verla.

Roy Bean dijo...

Hola Moni, yo la vi hace un montón de tiempo, por aquel entonces Louis GOsset Jr era un secundario de lujo pues había ganado el oscar por la película "Oficial y caballero".
La anoto que me parece un buen "rescate".

Saludos
Roy

Neovallense dijo...

Una de esas películas que marcan...

WOLFVILLE dijo...

No era cursi tu texto, como tampoco es NADA cursi esta película. Y mira que bordea en cada plano la sensiblería más ñoña y no logra caer en ella en ningún momento. Mi escena favorita es cuando le preguntan al personaje de Quaid que describa a su compi el alienígena. En ese momento, junto al fuego, en el que el personaje podría haber comenzado a soltar una diatriba lacrimógena ensalzando su figura... solo dice una frase de tres palabras. Una frase que resume perfectamente el mensaje de la película y que emociona más que diez mil discursos. Y una prueba más de que, la mayoría de las veces, menos es más.

Un saludo y gracias por recordarme esta gran película.

PULGACROFT dijo...

Pues recuerdo que vi esta peli varias veces allá por los 80 y que me gustó mucho.
Es una de esas pelis infravaloradas que si no lo es ya, se convertirá en una película de culto.
Ahora que me la recuerdas me entran ganas de verla otra vez.
;)